Tráfico de Animales

martes, 13 de abril de 2010
Primero debemos de saber que en la actualidad la extinción de especies animales no está relacionada con la escasez de alimentos. El hombre es su principal enemigo con acciones violentas directas, como el comercio ilegal de especies salvajes y la caza, o indirectas como la introducción de especies exóticas que compiten por los recursos con animales nativos y principalmente la destruccioón de los habitats naturales.

Algunos países poseen leyes que protegen, generalmente en un grado ínfimo, a diversos animales, pero los controles ideados hasta el presente son insuficientes, a la hora de detener el creciente deterioro de la biodiversidad.

Ante la pasividad de los gobiernos las industrias relacionadas con la caza indiscriminada y el trafico de animales va en aumento.



Al existir grupos inescrupulosos que se dedican a la caza furtiva e ilegal de ejemplares protegidos por la ley, ponen en peligro su existencia y afectan el equilibrio de todo el ecosistema, amenazando el crecimiento natural de todos los integrantes de la sociedad, los de hoy y los de mañana.

El comercio de vida silvestre no es un simple problema que preocupe a unos cuantos fanáticos que defienden a los animales, sino que es un problema ambiental, que involucra el futuro de la supervivencia de la vida en la Tierra.

Se calcula que mas de 15.000.000 de pieles se venden al año principalmente de nutrias, zorros, osos, castores, focas, leopardos, visones, martas y chinchillas. Por otra parte se estima en 10.000.000 de pieles de reptiles entran en el circuito de venta clandestina.

Peces, ardillas, armadillos, monos, loros, camaleones y aves coloridas, son capturados sólo para ser vendidos como mascotas exóticas.

Se estima que el tráfico de animales, solo en las selvas de Brasil, asciende a 38 millones de animales al año, según un reporte de RENCTAS, la Red Nacional brasileña Contra el Tráfico de Animales Silvestres. El tráfico de animales ocupa el tercer lugar mundial después del tráfico de armas y de drogas, con ventas anuales de mas de 20 mil millones de dólares. Un claro ejemplo es el de la jararaca brasilera, una víbora venenosa, que es vendida en Estados Unidos por 20 mil dólares.


Lo que en un principio parece cosa de mafias internacionales puede, sin embargo, afectarnos directamente a la hora de comprar un animal. Para muchos gobiernos este tráfico implica una importante entrada de divisas, razón por la cual lo toleran.



La Unión Europea es uno de los mayores consumidores de especies salvajes y de productos derivados. Es el primer importador mundial de felinos y de papagayos vivos, el segundo importador de primates, boas y pitones, y el tercer importador de tortugas y plantas.

1 comentarios:

yareli 561 dijo...

pues yo creo q todos deberiamos ser consientes de esto ya que si existen animales en peligro de extincion y para colmo los cazan llegan a haber animales perjudicados que son quienes cazan a estos animales para sobrevivir entonces esa cadenita pues se rompe y no solo se puede extinguir una sola especie sino varias yo creo q hay que apoyar a las organizaciones que estan en contra de esto o evitar comprar pues animales exoticos o pieles de animales y a las personas que les gustan pues que opten por una artificial, total se ven iguales y ayudamos a mejorar nuestro planeta y a los animales

Publicar un comentario en la entrada